Rotundamente No!. Y sabes porqué no existen? Porqué son una creación de nuestro ego para seguir culpando a los demás de lo que nos pasa, para que no asumamos que nosotr@s somos l@s únicos responsables de nuestra vida. Es más fácil y más cómodo echar balones fuera que aceptar que un parte de mí también es tóxica.

Cada uno es como es, por sus vivencias, por sus creencias y cuando hablamos de que alguien es tóxico lo estamos juzgando y criticando sin darnos cuenta de que es reflejo nuestro, sí, exactamente, la Ley del Espejo, y es que yo en mi interior también soy tóxic@ para mí mism@.

Lo que pasa fuera es un reflejo de mi interior, de como estoy yo. Si yo considero que esa persona es tóxica y me perjudica es que yo también soy tóxico, veo en ella lo que tengo que sanar en mí, me está enseñando una lección muy importante para mi crecimiento y yo lo que hago es ponerle la etiqueta de tóxico porque no quiero ver lo que realmente hay detrás, no quiero asumir que yo también soy tóxic@ de una manera o de otra. Y como no lo hago la vida me sigue mandando este tipo de personas o situaciones para que me de cuenta de lo que tengo que solucionar. Según estemos interiormente vibramos energéticamente por lo tanto, si yo atraigo a un tipo de gente concreta, es que vibran igual que yo y la pregunta apropiada sería: ¿qué me pasa?, ¿por qué está esta persona en mi vida?, ¿qué me molesta tanto de esta persona?, ¿qué miedo se oculta detrás de esto?.

Detrás de cada persona que nos molesta o que consideramos que nos hace daño hay algo que sanar y detrás de esos sentimientos hay un miedo oculto a algo y ahí está nuestra responsabilidad con nosotros mism@s: descubrir a que tengo realmente miedo para poder liberarme y avanzar.

Muchas veces este tipo de gente viene a enseñarnos a poner límites, a decir no, a que me valore y me respete, las enseñanzas pueden ser múltiples ya que en cada uno de nosotros hay distintos problemas que sanar y el único que puede descubrirlos eres tú.

Y por supuesto que no se trata de ser masoquista y seguir tratando con alguien con el que no encajas, de lo que se trata es de descubrir que tienes que sanar y aceptarlo y cuando esto pasa, este tipo de personas dejan de aparecer en tu vida, tu vibración sube y empiezas a atraer gente que vibra igual que tú.

Imagínate que tienes una buena posición económica, tu propia casa, un buen trabajo, etc. pero tus relaciones de pareja son un fracaso, tus parejas no te tratan bien, no te valoran, quieren controlarte, etc. ¿qué te están enseñando?, ¿qué tienes que sanar en ti para atraer a la persona que realmente quieres como pareja?. Pues así con todo lo que nos pasa en la vida, siempre hay un aprendizaje.

Lo que quiere la vida para tí es que recuperes tu poder personal, que atiendas tus necesidades, que despiertes y te des cuenta de lo que realmente te pasa.

Las situaciones complicadas que se nos presentan y las personas que nos molestan tienen algo que enseñarnos, tienen un mensaje por descubrir.

La pregunta ahora es: ¿Estás dispuesto a asumir que tú eres el único responsable de tu vida o vas a seguir culpando a los demás en tu papel de víctima?

Y recuerda: Nada fuera de ti te puede hacer daño si tú no  lo permites.

/* Estilos para menú plegable móvil Divi */ /* JS para menú plegable móvil Divi */